Tecnología a la carta

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Fabiola Urbina • Periodista • urbina.fabiola@gmail.com

En la actualidad muchos son los restaurantes que invierten un porcentaje de sus ingresos en tecnología frente a lo que hacían en 2014, cuando solo algunos se atrevían a dar el paso a una inversión que garantiza, sin duda, ganancias en un corto plazo.

La inversión en tecnología se traduce en un mejor servicio al cliente, mayor control del inventario, optimización de los recursos, entre otros muchos beneficios que además pueden ayudarnos a ser más respetuosos y sostenibles hasta con el medio ambiente.

El mercado actual ofrece diversos tipos de soluciones tecnológicas que se adaptan a las necesidades específicas de cada restaurante. Desde dispositivos colocados en la mesa que le permiten al comensal solicitar atención y que están conectados a un dispositivo en forma de reloj, que permite al mesero saber cuál mesa lo solicita y que a su vez está conectado a otro dispositivo que tiene el gerente del restaurante y le permite controlar el tiempo de respuesta del mesero, hasta dispositivos que se colocan en la cocina y que reciben las comandas del salón sustituyendo el papel.

Las posibilidades y variaciones se adaptan a los diversos escenarios y necesidades que constituyen el mercado de la gastronomía costarricense.

Amplio menú de beneficios La inversión en tecnología en el restaurante es sinónimo de múltiples beneficios, entre ellos: Ayuda en el control de los productos que se venden en el salón lo que controla el evitar fraudes o robos, se lleva un registro detallado de venta por producto, con sus fechas, horas, etc., emisión de facturas de todos los productos consumidos por el cliente, gestión eficiente de los pedidos a través de dispositivos de fácil manipulación (tabletas, ipads, etc.) sin necesidad de pedir directamente en cocina con comandas hechas a mano y en papel.

Estos sistemas agilizan el proceso del pedido desde el cliente a la cocina, además de ofrecer rápidos tiempos de respuesta y un control más exhaustivo de los pedidos, conexión a través de Internet de comunicación entre varios locales y centralización de la información en una oficina central o en el mismo local en las oficinas.

Entre los beneficios también están la reducción de la deserción de clientes, y elimina la aglomeración alrededor de la zona de recepción.

De acuerdo al señor Jeffrey Mata Rojas, del departamento de Mercadeo y Ventas de la empresa IMESA Sistemas, las interfaces que más buscan los clientes son las más gráficas, sencillas, intuitivas, en el caso de los puntos de ventas por ejemplo deben lograr usarse con éxito desde el primer día, por ello los sistemas deben ser amigables, que ayude a guiarlos a completar la orden en cualquier tipo de negocio, con una sencilla secuencia de pasos que pueda manipularse a través del sistema táctil. Enfatizó que uno de los principales beneficios es el control, ya que por los métodos tradicionales se pierde el seguimiento a determinados procesos, y una medición detallada que les permita tomar acciones concretas para detectar
por ejemplo, en qué parte del proceso se da la falla en el servicio.

Según su experiencia, algunos clientes realizan una enorme inversión en mobiliario y otros aspectos del negocio y al cabo de los meses al no invertir en sistemas de control no saben si están ganando o perdiendo.
Es de vital importancia determinar si la operación es eficiente, para sobrevivir en un medio tan competitivo.

Share.

About Author

Deja un comentario