Ser Carbono Neutro, es de rentabilidad

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Milagro Arias • Periodista • milagro@cacore.cr

Carbono Neutro es el balance que existe entre la cuantificación de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y las acciones de reducción y compensación en una empresa en un periodo de tiempo verificable, que usualmente es un año calendario.

La reducción se logra, por ejemplo con acciones concretas dentro de la operación que permitan un menor consumo de combustibles y energía y una menor generación de residuos sólidos.

La compensación, mediante la protección de bosques en proyectos de reforestación que capturan CO2 mediante la fotosíntesis.

El primer paso para la certificación consiste en capacitar y sensibilizar al equipo de trabajo que se va a hacer cargo del proceso dentro de la organización.

Aquí también se arranca con la construcción del sistema de información sobre GEI.

El segundo paso consiste en la conformación del inventario de GEI, que es lo que comúnmente se conoce como la medición de la huella de carbono.

En forma paralela se gestiona la administración de los documentos del sistema de información sobre GEI.
Finalmente se desarrolla el informe de inventario de GEI y de Carbono Neutralidad y se solicita la verificación externa.

La Organización Internacional de Normalización (ISO) con sede en Ginebra, Suiza; emite la ISO 14064 como una norma internacional mediante la cual se verifican voluntariamente los informes de emisiones de gases de efecto invernadero.

Existen diversos organismos de certificación que verifican bajo esta norma. A nivel nacional la EARTH (Escuela de Agricultura de Región Tropical Húmeda) y a nivel internacional SGS y Deloitte, entre otros.
El Instituto de Normas Técnicas de Costa Rica (INTECO) trabaja mediante una norma nacional homologada (INTE 12-01-06:2013 ).

Ambas vías, con un organismo nacional o con uno internacional son válidas y es el interesado el que debe valorar su interés a la hora de hacer la elección del organismo verificador.

Los beneficios

  • Valor agregado para la empresa u organización.
  • Formación de capital sin deterioro ambiental.
  • Rentabilización de las prácticas sostenibles implementadas.
  • Eficiencia energética.
  • Participación de una economía baja en carbono.
  • Liderazgo empresarial proactivo.
  • Acciones concretas sobre el cambio climático.

Fuente: Mariemilia Morales, Socia Fundadora, Equilibra Sostenible.

Share.

About Author

Deja un comentario