Patronos y Trabajadores con La Sele

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

En múltiples medios se ha venido hablando sobre el Mundial de Rusia 2018 y las implicaciones laborales que este podría tener. ¡Y no es para menos! Con el recuerdo de Brasil a flor de piel, la mayoría estamos calentando gargantas y realizando los preparativos para disfrutar de esta fiesta futbolera. Y es que como mencionaba en un artículo anterior, no es posible negar que cuando actividades masivas de este deporte ocurren, para gusto o disgusto, todos nos vemos envueltos en los efectos del balón.

En este escenario, vale la pena recordar aspectos que para los centros de venta de alimentos y bebidas resultan indispensables: El primero, es que los tres partidos de la selección nacional serán en días regularmente laborales (con especial atención para restaurantes, el que se dará el domingo 17 de junio a mediodía: justo el día del Padre). El segundo, que a pesar de ser dos de los partidos en horas tempranas de la mañana y entre semana, los restaurantes posiblemente realizarán actividades para atraer clientela y así, se pueda disfrutar a gran escala de los partidos de la sele.

Ante esta situación, se ha recomendado que las empresas tomen previsiones para que los “efectos del mundial” no los perjudiquen, al tiempo que se ha reiterado la necesidad de que los trabajadores entiendan que la emoción y la euforia de un partido no son causas que justifiquen incumplir de ninguna forma sus obligaciones laborales.

Ahora bien, normalmente se ha valorado que los patronos tomen medidas que permitan disminuir el impacto del mundial en sus centros de labores, pero la mayoría de estas implican que los colaboradores se presenten en horas distintas a las que regularmente ocupan su jornada laboral o bien, que realicen funciones mediante teletrabajo. Estas opciones, sin embargo, claramente no son posibles en los restaurantes, pues precisamente serán los epicentros de la fiesta futbolera, y por esta situación, la presencia física y a tiempo de los empleados resulta indispensable.

En este orden de ideas, lo que se recomienda a aquellos empleadores de restaurantes y afines que quieran dar a los empleados el beneficio de disfrutar del mundial, es otorgarles a estos, facilidades puntuales para que puedan ver los partidos de la sele en las instalaciones del centro de trabajo, cuidando eso sí, que no se deje de lado el cumplimento de las obligaciones de trabajo correspondientes.

En estos casos, previo a otorga dichos beneficios (por ejemplo, colocar una pantalla en la cocina; o dejar que los meseros se mantengan en los salones donde se proyectan los partidos), deben tomarse en cuenta aspectos paralelos con el fin de no afectar gravemente los intereses patronales, o que las amenidades que vayan a darse con los partidos no generen posteriores conflictos laborales (cómo aclarar que si bien puede disfrutarse del mundial, no es posible dejar de lado atender a los clientes por más emocionante que esté el partido).

Ahora bien, lo dicho debe considerarse en el entendido de que cualquier facilidad que el patrono brinde a sus empleados para gozar del mundial, es absolutamente facultativa y temporal, por lo que este podrá disponer la manera en cómo se otorgue el beneficio según lo considere conveniente. Sin embargo, al no ser algo obligatorio, el patrono no sólo puede continuar con el desarrollo de sus funciones de manera regular sin ninguna consideración especial al evento futbolístico, sino que eventualmente podría tomar medidas preventivas y correctivas para que estas justas no afecten el rendimiento de sus empleados.

Desde esta óptica, los empleadores podrían (por ejemplo) establecer medios de control que les permitan garantizar que los trabajadores no están ingresando o utilizando dispositivos electrónicos que, manteniéndolos al tanto del mundial, los desliguen parcial o totalmente de sus obligaciones laborales.  En este sentido, faltas como tardías o ausencia, abandono de trabajo o ejecución de labores de manera inadecuada, pueden finalizar siendo objeto de acciones disciplinarias de la mas variada índole.

Y como ya hemos dicho, el mundial es una fiesta que (casi) todos queremos disfrutar, sin embargo, es importante tomar las medidas preventivas correspondientes para que tanto patronos como trabajadores podamos celebrar los goles y ganes de la sele, sin tener que lamentarnos después por temas laborales.

Por: Osvaldo Madriz Ramírez

Consortium Legal

omadriz@consortiumlegal.com

Share.

About Author

Deja un comentario