Para Sobrevivir, y ser más competitivo

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Fabiola Urbina • Periodista • urbina.fabiola@gmail.com

Las opciones son muchas para lograr alta competencia.

Hay varios tipos de interfaces, según explicaron Carlos Navarro y Gilbert Quesada del Departamento de Desarrollo y Soporte Técnico de IMESA Sistemas, hay interfaces del sistema de punto de venta que se usa en las cajas registradoras que es donde se pueden tomar las órdenes y se procesan para que esa orden vaya a la cocina y se deduzca del inventario por ejemplo.

Hay otras interfaces que son las centralizadas, que es donde se refleja esa venta, qué es la parte administrativa que lleva el control de facturas, control de ingresos, marcas de entradas del personal.
También hay interfaces de video que se comunican con otros equipos para que el pedido de la orden llegue a la cocina y/o diversas áreas de la cocina, por ejemplo que la orden de bebidas llegue al área que se encarga de eso específicamente.

Otras interfaces registran membresías, como parte de una estrategia de lealtad del cliente, son integraciones extra para darle más valor al sistema, otro tipo de interface es la que tiene comunicación bancaria para el sistema de pagos por tarjeta.

Están disponibles al mercado además los pager systems. Soluciones simples que agilizan la comunicación entre los clientes y su personal, lo cual se traduce en una excelente experiencia de servicio logrando que las mesas se desocupen de forma más rápida.

Los localizadores para clientes son utilizados en restaurantes que tienen horas o fechas de alta demanda.
Simplemente se entrega un localizador al cliente y es alertado cuando su mesa esté disponible, evitando así las colas en el establecimiento. Son ideales para restaurantes donde el cliente ordena la comida y toman asiento mientras la esperan.

Todos o algunos de los miembros del personal llevan un localizador y cuando se necesitan en la cocina se les puede contactar fácilmente con sólo pulsar un botón. Permite a camareros, cocineros y gerentes tener una comunicación continua y trabajar de forma más fluida pues estos localizadores notifican a camareros o meseros cuando la comida está lista, de forma que puedan llevarla a la mesa mientras aún está caliente y de esta manera evitar a los meseros tener que regresar a la cocina constantemente por pedidos incompletos.

El sistema, como el que ofrece IMESA Sistemas por ejemplo, está constituido por varios equipos que no dependen unos de otros, por ejemplo, un dispositivo en la mesa para solicitar un servicio o la cuenta, el dispositivo en forma de reloj que lleva el mesero, una base en la cocina, o un dispositivo también en forma de reloj para el gerente, el uso de todos o algunos depende de las necesidades del local.

Todos estos dispositivos logran llevar una métrica más precisa de todos los tiempos dentro del restaurante, así como una comunicación más eficiente y más discreta entre los miembros del personal, por ejemplo a través de la creación de códigos que constituyan un lenguaje interno que notifique situaciones tales como si se acabó el plato del día.

Todos estos sistemas permiten delegar de una manera inteligente y exitosa a todas las áreas del negocio.

Share.

About Author

Deja un comentario